Gobierno de España. Ministerio de Fomento

Mareógrafos

Los mareógrafos situados en áreas volcánicas permiten una medida de los movimientos verticales de la corteza de la zona. Pero si estos mareógrafos disponen también de una estación GPS con registro continuo, como es este caso, es posible separar los movimientos verticales de la corteza y la variación del nivel del mar.

Tenerife

La red de mareógrafos, desarrollada con fines de vigilancia volcánica, está formada por tres estaciones: Santa Cruz de Tenerife, Puerto de la Cruz y Los Cristianos. La instrumentación de estas tres estaciones está constituida por una estación GPS además de un mareógrafo.

A pesar de que en los tres casos la antena GPS se encuentra situada muy cerca del mareógrafo, en el mismo edificio en el caso de la estación de Santa Cruz, y a menos de 50 m de distancia para los otros dos casos, es preciso realizar periódicamente un enlace altimétrico entre los puntos de referencia del mareógrafo y las antenas con la finalidad de garantizar la estabilidad de la monumentación y verificar la no existencia de deformación vertical entre estos dos puntos.

Localización de las estaciones mareográficas del sistema de vigilancia volcánica de Tenerife

Localización de las estaciones mareográficas del sistema de vigilancia volcánica de Tenerife.

Los mareógrafos empleados son sensores radar. Una de las mayores ventajas de esta tecnología es que permite realizar la medida directa del nivel del mar y no se ve afectado por las variaciones de densidad y de temperatura.

El mareógrafo de la estación de Santa Cruz de Tenerife se encuentra situado junto al ya existente del IGN en el muelle norte, con datos registrados desde 1958, aunque se disponen de datos desde 1927 de la anterior ubicación del mareógrafo en el muelle sur.