A continuación se describe cómo se pueden activar los medios de salvamento y algunos consejos para facilitar el trabajo a los profesionales:

Cómo se activan esos medios

  1. Persona que desde tierra ve a una embarcación o personas con claros síntomas de estar en dificultades (agitar los brazos, bengalas, humo o fuego, etc.):

    En tal caso, debe avisar a los Centros a través del teléfono gratuito de emergencias 900 202 202.

    Asimismo, se puede avisar a los Centros a través de la Guardia Civil, Policía Local o Protección Civil, mediante el teléfono de emergencias 112.

    En cualquier caso, es vital siempre dejar un teléfono de contacto para posteriores consultas y poder ampliar los datos.

  2. Personas que se encuentran con problemas a bordo de la embarcación:

    En este caso, se podrá utilizar el procedimiento radiotelefónico, mediante la realización de llamadas a través del canal 16 de VHF o 2.182 Khz y en llamada selectiva digital 2.187.5 Khz y se le indicará el proceso a seguir, bien desde los Centros Coordinadores o desde las Estaciones Costeras del Servicio Marítimo de Telefónica.

Cómo facilitar el trabajo

Existe una serie de normas y acciones que nos pueden facilitar enormemente el trabajo:

  • Dar la voz de alarma en cuanto se dude de la condición de permanecer a bordo de la embarcación de seguridad o se tema que las cosas no vayan a mejorar en un futuro inmediato.
  • Procurar conocer, y así hacerlo saber al Centro de salvamento, la posición exacta y las condiciones de peligro en que estamos.
  • Tener confianza en los medios de rescate.
  • No dudar. Es mejor que se ponga en marcha el dispositivo de emergencia y que sea falsa alarma que no hacerlo y luego lamentar ese hecho.
  • Fijarse en las corrientes que nos están afectando y procurar mantenerse orientado con respecto a la costa.
  • Poner en conocimiento del Centro las condiciones meteorológicas de la zona.
  • Comunicar cualquier cambio sustancial en las condiciones en que estamos: si entra más agua, si hemos lanzado una bengala, si vamos a abandonar el yate en la balsa, etc. y, naturalmente, si la emergencia se cancela o se autorresuelve.

Menú general