De la Serna viaja a Moscú para participar en la inauguración de la línea ferroviaria que unirá Moscú con Berlín

  • Este proyecto reduce en unas cinco horas el tiempo de recorrido actual gracias a la tecnología española.
  • Se reunirá con el ministro de transportes de la Federación rusa y con el presidente de los ferrocarriles rusos.

viernes, 16 de diciembre de 2016

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, viaja hoy a Moscú, para participar en la inauguración de la línea ferroviaria, que unirá Moscú con Berlín, cuyos trenes han sido construidos por la empresa española Talgo para recorrer los 2000 Km. que unen ambas ciudades.

El ministro, invitado por su homólogo ruso, estará acompañado por el Secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Julio Gómez-Pomar y del Alto Comisionado para la Marca España, Carlos Espinosa de los Monteros.

Durante la visita, De la Serna mantendrá diferentes reuniones con autoridades rusas, entre ellas, con el ministro de Transportes de la Federación rusa, Maxim Sokolov, con el Presidente de RZD de la Federación Rusa, Oleg Belozerov, y con el Viceministro de Transportes de la Federación Rusa, Evgeny Ditrich.

El viaje se enmarca dentro de la excelente relación de colaboración entre nuestros países, tras varios años realizando actividades conjuntas de desarrollo de infraestructuras y transportes de alta velocidad. Durante el viaje, el ministro De la Serna trasladará a las autoridades rusas, la experiencia internacional, de las empresas españolas en el sector de la ingeniería civil, que les hace ser referentes a escala mundial.

En este sentido, el ministro de Fomento, trasladará su satisfacción por las relaciones en materia ferroviaria, que España y Rusia han venido manteniendo en los últimos años, tanto en el ámbito ministerial, como entre las empresas RZD, Renfe y Adif.

EMPRESAS ESPAÑOLAS, UN REFERENTE MUNDIAL

La tecnología de Talgo, permitirá reducir en cerca de cinco horas, el tiempo de viaje actual entre Berlín y Moscú, y permitirá cruzar Rusia, Bielorrusia, Polonia y Alemania.

El convoy, que estará compuesto de 20 vagones, cambiará la longitud de los ejes de sus ruedas en 20 minutos. La combinación de esta tecnología y la utilización de material rodante, que permite alcanzar los 200 km/h de velocidad, ha hecho posible que el trayecto entre Moscú y Berlín, operado a partir de mañana sábado por los nuevos trenes “Strizh,”, sea de menos de 19 horas.

Categorias asociadas

Menú general