De la Serna asegura que el Gobierno continuará apostando de forma firme y decidida por las carreteras de Cataluña

En el Pleno del Senado

  • Anuncia que, tal y como adelantó en la Cámara Alta la pasada semana, ya se han retomado las obras de la autovía A-27 en el tramo Valls-Montblanc

martes, 29 de noviembre de 2016

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha asegurado hoy que el Gobierno continuará apostando de forma "firme y decidida” por la mejora y el desarrollo de la Red de Carreteras del Estado en Cataluña, al tiempo que ha señalado que las infraestructuras de esta Comunidad son una prioridad para el Gobierno.

En este sentido, ha recordado que desde 2012 se han destinado en los presupuestos del Ministerio de Fomento cerca de 11.200 millones de euros a Cataluña.

Actuaciones realizadas en Cataluña

Durante una interpelación en la Cámara Alta, el titular de Fomento ha enumerado algunas de las actuaciones que el Ministerio ha realizado en la red viaria catalana.

Así, ha aludido a la puesta en servicio de 67 km de nuevas autovías, 80 km de ampliaciones de capacidad mediante carriles adicionales en carreteras existentes, 18 km de nuevas carreteras convencionales y la puesta en servicio o remodelación de 5 enlaces.

Junto a ello, se han licitado actuaciones por más de 500 millones de euros, entre las que destaca el Acceso Sur Viario al Puerto de Barcelona o el Enlace de Vidreres en la A-2 en Girona.

Actuaciones en marcha

De la Serna ha destacado que el Ministerio continuará con este importante impulso en las redes de transporte en Cataluña y, en particular, en su red de carreteras. En este sentido, ha detallado algunas de las principales actuaciones que se están abordando actualmente y que tendrán su pleno desarrollo en la presente Legislatura.

En Tarragona, el pasado viernes se retomaron las obras de la autovía A-27 en el tramo Valls-Montblanc, tal y como anunció el ministro la pasada semana en esta misma Cámara. Las obras, contarán con dotación presupuestaria suficiente para garantizar la continuidad de los trabajos hasta su finalización y puesta en servicio.

En torno a la carretera N-340 a su paso por la provincia de Tarragona, Fomento trabaja de forma coordinada con la Generalitat de Cataluña para poner en marcha y planificar medidas para garantizar que la circulación en el citado corredor se realice en todo momento en condiciones de máxima seguridad, fluidez y comodidad para todos los usuarios.

En la provincia de Girona, el Ministerio de Fomento está impulsando un plan de reforma integral del corredor de la N-II con el objetivo de mejorar la seguridad vial y la capacidad de esta carretera.

En la provincia de Lleida, el Ministerio está ejecutando las obras de la autovía A-14 en el tramo entre Lleida y Roselló por importe de 55 millones de euros, que junto con el tramo Roselló-Almenar puesto en servicio en mayo de 2012, constituirá una alternativa más rápida y frente a la circulación por la antigua N-230.

También, en la autovía A-14 se está redactando el proyecto constructivo del último tramo cuyas obras quedan pendientes de inicio en la provincia de Lleida, entre Almenar y el límite provincial con Huesca (Alfarrás). Una vez finalizada la redacción del proyecto, está previsto poder licitar las obras en 2017.

Asimismo se trabaja en el modo de abordar la continuación de la autovía A-27 desde Montblanc hasta Lleida, con la solución más eficiente posible, así como en el desarrollo de actuaciones de mejora de la seguridad vial en la carretera N-240.

Por su parte, en la provincia de Barcelona se están impulsando infraestructuras fundamentales para la mejora de la movilidad de la ciudad, algunas de las cuales estaban prácticamente paralizadas a comienzos de 2012.

En este sentido, actualmente se encuentran en ejecución las obras de la Variante de Vallirana en la N-340, por importe de 167,4 M€ y las obras del tramo Olesa-Viladecavals en la B-40.

También se encuentran en ejecución las obras del nuevo acceso viario Sur al Puerto de Barcelona, por un importe de 117,85 M€, iniciadas a finales de 2014; el Enlace entre la autovía del Baix Llobregat y la autopista AP-7 en Castellbisbal (72,7 M€; 1 km), que fueron retomadas en agosto de 2013, tras ser paralizadas en 2010, como consecuencia de los ajustes presupuestarios. Y la Autovía de conexión entre la Ronda Litoral y la autopista C-32 en Barcelona (50,18 M€; 2,0 km).

Adicionalmente, en junio de 2016 se licitó el estudio informativo para cerrar la autovía B-40 en el tramo entre Terrassa y Granollers, para el que el Ministerio intentará hallar un trazado consensuado con los agentes interesados, a un coste razonable en el contexto económico actual y que sea viable medioambientalmente.

Categorias asociadas

Menú general