El director general de Carreteras visita las obras del puente de Treto

En Cantabria.

  • Se ha realizado una inversión de 3,18 millones de euros

miércoles, 5 de octubre de 2016

El director general de Carreteras, Jorge Urrecho, acompañado por el delegado del Gobierno en Cantabria, Samuel Ruiz, ha visitado hoy las obras que está llevando a cabo el Ministerio de Fomento para la reparación y rehabilitación del puente metálico de la N-634 sobre la ría del Asón, que une las localidades Treto y Colindres.

Este puente es un elemento singular en las carreteras cántabras y fue inaugurado en 1905. Está formado por dos arcos en celosía metálica roblonada. Debido a su antigüedad y al ambiente atmosférico agresivo en el que se encuentra situado, presentaba un estado de deterioro que hacía imprescindible su reparación. Las obras de rehabilitación se iniciaron el 16 de septiembre de 2015 y han culminado recientemente. En ellas el Ministerio de Fomento ha invertido 3,18 millones de euros.

Durante la ejecución de las obras ha sido preciso el corte total del tráfico rodado, quedando habilitado en todo momento, salvo un periodo de dos semanas en junio pasado, el tráfico peatonal. La apertura al tráfico se produjo el pasado 24 de junio, con lo que se logró no producir afecciones al tránsito en ninguno de los dos veranos, circunstancia de gran importancia al estar enclavado el puente en una zona de gran atractivo turístico, por lo que existe un importante tráfico estacional.

Imagen del Puente de Treto

Imagen del Puente de Treto

Importante para la utilidad y el uso del puente ha sido la ampliación de la anchura de las nuevas aceras construidas, que ha pasado de 1,00 metros que tenían las antiguas a 1,90 metros de las actuales, lo que hace compatible el tránsito peatonal como el ciclista, ambos de gran intensidad, sin interferirse entre ambos como ocurría antes de las obras.

Características técnicas

Las obras han consistido en:

  • Limpieza del óxido de toda la superficie de los elementos metálicos.
  • Sustitución de todas las piezas rotas, deformadas o que por el efecto de la corrosión habían sufrido pérdidas de material importantes.
  • Sustitución de los roblones perdidos, deteriorados o sueltos.
  • Aplicación de una protección mediante pintura.
  • Sustitución del mecanismo de desplazamiento de los apoyos y protección y engrasado de los mismos.
  • Retirada del firme y de la losa de soporte de la plataforma y ejecución de una nueva losa sobre la estructura metálica principal.
  • Sustitución de las juntas de dilatación.
  • Colocación de nuevos sistemas de contención de vehículos.
  • Construcción de nuevas aceras en ambas márgenes.

Categorias asociadas

Menú general