Memoria asociativa del año 2010

El cuarto año de la nueva etapa de la Asociación Aula Cultural de Fomento se ha desarrollado sin nuevos grandes cambios, y continuando el proceso de consolidación de las novedades introducidas hace cuatro años en una entidad que ya se aproxima bastante al cumplimiento de su medio siglo de existencia, al servicio de la Cultura, por un lado, y de los funcionarios, empleados y amigos del Ministerio de Fomento que pueden y quieren dedicar parte de su tiempo a profundizar en la vida cultural, por otro. Pero también se está dedicando la Asociación al tema que se ha llamado “La Cultura de Fomento”, las obras y los servicios públicos y, en definitiva, al propio Departamento de Fomento, tanto el actual como el histórico, que es el creador del acervo cultural de esas obras y esos servicios.

Colaborando como hace tantos años con esta actividad de “su” Asociación, el Departamento le dedica su apoyo moral y material, aparte de los locales en que se desarrolla gran parte de la vida del Aula Cultural de Fomento.

Los actos celebrados en 2010

Las tres categorías tradicionales de nuestros actos -conferencias, visitas guiadas a lugares e instituciones de la región madrileña, y viajes culturales fuera de Madrid- se han celebrado en el crecido número que ya es costumbre y por supuesto con el nivel y rigor intelectuales del que el Aula Cultural hace gala.

Este año ha habido varios temas sobresalientes: Primero un extenso ciclo de conferencias y recorridos en torno a la historia urbana y sociológica de la Villa y Corte de Madrid. Segundo, el despliegue, ya iniciado más tímidamente en años anteriores, de conferencias y conciertos sobre musicología y, en tercer lugar, dentro del concreto aspecto de La Cultura de Fomento, un interesantísimo ciclo de conferencias y visitas sobre la historia del ferrocarril en España que, apoyado por renombrados especialistas en la materia, culminó lógicamente en el estudio de las ventajas y los problemas de la integración de nuestra red del AVE en el conjunto de las líneas y los trenes europeos de alta velocidad.

Las datos de este esfuerzo de la Asociación son, que se han celebrado 44 actos, contando también la obligada Asamblea General Anual de los Socios. De este total corresponden 26 a conferencias, se han realizado 15 visitas a lugares e instituciones culturales en Madrid, y se han organizado 3 viajes culturales (de uno a tres días de duración) a destinos fuera de la Región de Madrid.

De acuerdo con el estilo del Aula Cultural, la norma es que los temas que nos interesan para las distintas actividades se seleccionan y se definen por la propia Asociación. Luego se proponen a los conferenciantes y guías disponibles más expertos en cada caso, que por supuesto tengan la titulación académica y la experiencia profesional requerida. En cuanto a los conferenciantes, éstos aportarán también, además de su exposición verbal, una presentación audiovisual (power point) de la estructura de lo hablado y la documentación complementaria, que luego se graba en soporte digital y, excepcionalmente, en papel, formando entonces un folleto recordatorio de la conferencia.

Por lo de más es costumbre obligada que el conferenciante se preste a celebrar después un coloquio y a responder a las preguntas de los asistentes.

Los discos de las grabaciones de todas las conferencias se custodian, con sus correspondientes presentaciones audiovisuales, en un archivo especial de la Asociación, y se ofrecen copias a los conferenciantes que lo desean y a cualquier socio especialmente interesado, o que no haya podido asistir en su momento a la conferencia en cuestión.

Para las visitas a museos, exposiciones y otros actos parecidos se procura seguir la importante norma –de la que estamos muy satisfechos e incluso orgullosos- de que estas actividades vayan por sistema precedidas de una conferencia que presente e introduzca el tema al que se dedica la visita, con el objeto de que los asistentes a la visita puedan luego disfrutar y aprovechar mejor lo visitado, sabiendo de antemano la “aventura” que les espera. Esta idea se sigue igualmente para los viajes fuera de Madrid, aunque muchas veces se aprovecha también el tiempo del autocar para un “briefing” audiovisual, con lo que se amenizan además los trayectos más largos.

Cuando las limitaciones del lugar visitado no permiten acoger grupos medianamente numerosos, o no se admite la intervención de guías, nuestras visitas guiadas habituales se sustituyen por la conferencia previa que en esos casos es especialmente práctica, procurando que nuestros socios se acuerden durante su visita individual de lo que se les anticipó en la conferencia prospectiva.

Para todas las actividades del Aula Cultural se advierte antes claramente -y se cuida luego- que lo expuesto esté, dentro del rigor científico que es exigible a cualquier tema cultural, a un nivel no académico y técnico, sino de cultura general, y presentado de manera interesante y fácilmente comprensible aun para quienes no son expertos en la materia.

La clasificación de los actos de 2010 por grupos de temas

De las 26 conferencias del año corresponden 8 al tema de Artes Plásticas, 8 de la Cultura General, 5 a la Historia, otras 4 a la Cultura de Fomento y 1 a Música.

Las 15 visitas guiadas se dividen en 8 sobre temas de Cultura General, 4 a Cultura de Fomento y 3 de Historia.

Los 3 viajes colectivos a destinos fuera de Madrid estaban relacionados respectivamente, 1 con temas de Cultura de Fomento, 1 con la Historia y 1 con Artes Plásticas.

Los temas abordados durante el cuatrienio

El hecho de cumplirse en el año de referencia el primer cuatrienio de la nueva etapa de la Asociación Aula Cultural de Fomento sugiere estudiar conjuntamente los actos celebrados durante este período, y compararlos entre si, incluso con los temas a los que se dedicaron. No se oculta a nadie que el clasificar actos culturales, o sea, actos normalmente muy multidisciplinarios, en grupos temáticos supone siempre una simplificación artificial que puede suscitar opiniones encontradas. No obstante, nos atrevemos a presentar el siguiente cuadro:

Actos y temas durante el cuatrienio
Años 2007200820092010
ConferenciasTotal16242726
Literatura5---
Historia1765
Música-1-1
Fomento6774
Artes plásticas47148
Cultura general-2-8
VisitasTotal324915
Artes plásticas3143-
Historia-623
Cultura general-2-8
Fomento-2-4
ViajesTotal6643
Fomento1311
Cultura general12-1
Historia2111
Artes plásticas--2-
Literatura2---
Total actos 27584145
Actos culturales 25574044

Desde un punto de vista puramente estadístico, la media anual de unos 41 actos culturales viene a equivaler a un acto semanal durante cada uno de los nueve meses del año lectivo, lo que supone un esfuerzo notable y desde luego un resultado más que satisfactorio y que justifica con creces las felicitaciones que, un año más, ha merecido La Presidenta y su Junta Rectora.

La participación de los socios en los actos del Aula Cultural de Fomento

El campo temático que abarca la actividad del Aula Cultural de Fomento es teóricamente el infinito universo de la Cultura General, sin excluir en principio ninguna disciplina o especialidad, y poniendo el acento tan sólo en dos áreas: Los temas de obras públicas que denominamos “La Cultura de Fomento” y, por otro lado, la actualidad cultural del momento en Madrid, que el Aula procura potenciar e intensificar para sus Asociados. Está claro que por muy activa que esté el Aula, nunca puede tratar de todos estos temas culturales ni en uno ni en veinte años y, visto en la otra perspectiva, difícilmente algún Socio podrá estar interesado por igual en todas las tan diversas actividades que le ofrece la Asociación.

A esto no sólo se resigna el Aula Cultural de Fomento, sino que esto es su deliberada intención: El Socio del Aula encuentra al comienzo de cada semana en su buzón o en su correo electrónico la oferta de una conferencia, visita o excursión que le ofrece el Aula, y pondera si está interesado en el tema y si no tiene otros compromisos o preferencias para aceptar la cita. Nadie ni nada obliga a los Socios a asistir a todas las actividades. De hecho, de los varios cientos de Socios, el número de los que asisten normalmente a los actos se mueven entre los treinta y los ochenta. Los restantes, o no están muy interesados en el tema concreto que se va a tratar o tienen algún impedimento para participar. El Aula Cultural de Fomento es una Asociación de personas que, como socios, son completamente libres. Si otras formaciones necesitan que los socios asistan a todas las reuniones (como por ejemplo un coro polifónico en sus ensayos), esto no es el caso en nuestro foro. Tan es ello así que cuando se programa un ciclo de varias conferencias, se procura distanciar entre si sus diferentes actos, para que quienes no estén muy interesados en la temática no se encuentren privados durante alguna temporada de las reuniones sociales siempre gratas con los compañeros.

Los conferenciantes y los objetos de las visitas

Otro tema es la intensidad del trato de los temas. Como es bien conocido, el Aula procura encomendar las conferencias y los demás actos a personas muy competentes en la materia de que se trate. Esto trae consigo el peligro de que por ejemplo un profesor universitario tenga el hábito o la tentación de hablar siempre como si tratara con sus colegas académicos, o de enfocar su disertación en un aspecto que sólo interesa a los de su misma disciplina. Por esta razón, cuando el Aula elige un tema, trata de compatibilizar la competencia de la persona en la materia con la capacidad de ésta de sintetizarla hasta un nivel de divulgación para personas interesadas pero no especializadas. Se les insiste en que el nivel de recepción no debe pasar del bachillerato, y que no se trate de abrumar al auditorio con datos, nombres y fechas, sino que se limite a no más de tres o cuatro los datos que conviene que recuerden al día siguiente de la disertación. No son los detalles concretos, sino el conjunto y la situación que se describe… Hasta ahora no ha fallado ningún conferenciante, o acaso sólo uno o dos de ellos y en menor medida.

La financiación de la Asociación y sus perspectivas para el futuro

Como saben los socios, durante estos cuatro años no se ha logrado que nuestro banco pase al cobro los recibos de las –desde luego simbólicas- cuotas de los Asociados, a pesar de los reiterados e insistentes intentos de la propia Presidencia. La razón parece ser que la cuota es excesivamente reducida (y la mitad de ella corresponde como comisión al banco que se encarga del cobro), y que la sucursal bancario del Ministerio no tiene práctica en este tipo concreto de servicios. Se siguen buscando soluciones.

La financiación del Aula se reduce, pues, a la subvención que desde hace ya casi cincuenta años le viene abonando trimestralmente el Ministerio, por cierto por una cantidad que equivale a la que ya abonada en 1982, o sea ahora hace treinta años.

La presente situación económico-financiera de los órganos del Estado está siendo tan delicada que no es aventurado especular con el peligro de que esta subvención se suprima en cualquier momento, por mucho que no es de inspiración ideológica, política, extravagante o de importe millonario, como lo son muchas de las últimas, cuya supresión se reclama, sino bastante racional y desde luego modestísima.

Para el caso de la supresión quedan las siguientes soluciones provisionales, hasta que se supere la crisis:

  1. Elevar mínimamente la cuota que muchos de los Socios quieran y puedan pagar y reducir o suprimir los actos que requieren el pago de honorarios
  2. Suspender por algún tiempo las reuniones de la Asociación, en espera de mejores tiempos
  3. Movilizar la solución que se ha introducido en 2007 en los vigentes Estatutos de que un cierto número de empresas asuman el papel de “Asociados Protectores” y “contribuyan de forma desinteresada a la vida y las actividades de la Asociación”.

Para esta última solución se requiere que la Asociación se haya declarado por parte de la Administración “de utilidad pública”, lo cual requiere a su vez que se demuestre en la correspondiente solicitud que la Actividad de la Asociación no está restringida exclusivamente a beneficiar a sus asociados, sin abierta a cualquier otro…”.

En uno de los primeros acuerdos de la Asamblea General ya se acordó solicitar “en su momento” la declaración ”de Utilidad Pública”, así que se puede pensar perfectamente en tal posibilidad, aunque ello supondría cierto tiempo para tramitarlo.

Actividades previstas para el próximo año

Entre actos que forman parte de ciclos aún no concluidos y conferencias y visitas o viajes ya previsibles existe actualmente una relación de casi treinta actos propuestos que podrá ir programando la Junta Rectora según sus criterios y las disponibilidades. No obstante, se recuerda que todos los Asociados están permanentemente invitados a sugerir temas para nuestras actividades, que pueden ser más interesantes y oportunas que esas otras propuestas.