En la provincia de Zaragoza.

Fomento pone en servicio el tramo de la autovía A-21 entre la carretera A-1601 y el enlace de Sigüés

  • Se trata de un tramo de autovía de 2,5 km y 2,1 km de carretera convencional de conexión con la N-240 en el que se han invertido un total de 48,8 M€
  • El próximo año se licitarán otros tres tramos de la A-21, Jaca Norte-Jaca Oeste, Puente de la Reina-Límite provincial con Zaragoza, y Sigüés-Tiermas

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha asistido hoy al acto de puesta en servicio del tramo de la autovía A-21 entre la carretera A-1601 y el enlace de Sigüés, en la provincia de Zaragoza.

Este tramo sustituye al trazado de la actual carretera N-240, que quedará anegada por el recrecimiento del embalse de Yesa, y forma parte de la autovía A-21 de Jaca a Pamplona.

El presupuesto invertido en la obra asciende a 46,7 millones de euros, cantidad que, sumada al coste de redacción del proyecto, al importe estimado de las expropiaciones y a la asistencia técnica para el control y vigilancia de la obra, arroja una inversión total de 48,8 millones de euros.

Tres tramos más de la A-21 en 2016

“En el Ministerio de Fomento venimos haciendo un esfuerzo importante para impulsar la A-21 desde Jaca hasta el límite con Navarra”, ha señalado Pastor.

Así, tras la puesta en servicio de hoy, la del tramo Tiermas-Límite provincial con Navarra en junio de 2013, y la reanudación de las obras entre Jaca Oeste-Santa Cilia hace un año, la titular de Fomento ha anunciado que el próximo año se licitarán otros tres tramos de la A-21, Jaca Norte-Jaca Oeste, Puente de la Reina-Límite provincial con Zaragoza, y Sigüés-Tiermas. Además, se propondrá retomar las obras de Santa Cilia-Puente de la Reina.

Continúan los trabajos en la A-23

La ministra se ha referido también a los progresos que se están haciendo en la Autovía A-23 entre Huesca y Jaca. En este sentido, ha indicado que en esta legislatura se han invertido un total de 148 millones de euros y que en los presupuestos de 2016 se destinarán 52 millones de euros.

De esta autovía, se han puesto en servicio tres tramos, el Nueno-Congosto de Isuela; Sabiñánigo Sur-Sabiñánigo Este; y Arguis-Alto de Monrepós y la titular de Fomento ha indicado que en 2016 continuarán las obras de los tramos Alto de Monrepós-Calderanas y Calderanas-Lanave, y las del tramo Congosto de Isuela-Arguis. Además, en los presupuestos del próximo año se han consignado los importes necesarios para la licitación en 2016 de las obras del tramo Sabiñánigo Este-Sabiñánigo Oeste.

“Cuando hayamos concluido tanto la A-21 como la A-23 podremos decir que hemos conseguido conectar el Mediterráneo con el Cantábrico y el Alto Aragón con el resto de la Península”, ha subrayado la ministra.

Carreteras de Zaragoza

La inversión en la Red de Carreteras del Estado en Zaragoza entre 2012 y 2016 ascenderá a 535 millones de euros. En junio de 2012 se culminaron las obras de ampliación de capacidad de los enlaces de la Ronda Norte de Zaragoza (la A-2) y en julio de 2013 se finalizaron las obras de mejora de la autovía de primera generación de la A-2, en Zaragoza.

Asimismo, en la segunda quincena del próximo mes de octubre está previsto licitar las obras del tramo Gallur-Mallén de la A-68 (duplicación de la N-232) y en noviembre se iniciarán las obras del tramo Figueruelas-Gallur, también de la A-68.

Con respecto a las carreteras aragonesas en general, entre 2012 y 2016 se destinará una dotación total de 1.220 millones de euros.

Características técnicas del tramo puesto hoy en servicio

Se trata de un tramo de autovía de nuevo trazado de 2,5 km, que discurre por el término municipal de Sigüés, al sur de esta localidad. La actuación se completa con un tramo de 2,1 km de carretera convencional de conexión con la N-240.

Comienza en la margen izquierda del barranco de Sevaya, atraviesa el valle del río Esca y termina en las cercanías del arroyo del Escalar.

Viaducto del río Esca

Esta actuación destaca por sus estructuras. La más importante y singular de ellas es el viaducto sobre el río Esca, con una longitud de 989 metros y forma curva en planta para adaptarse a un radio de 1.500 m. Se trata de una estructura mixta formada por un cajón de acero de 5.114 toneladas de acero estructural sobre el que se ha construido una losa de hormigón armado que conforma el tablero.

También se ha construido un puente de 43 m de longitud sobre el barranco de Sevaya y un paso inferior para permitir la permeabilidad de un camino.

Por último, varias obras de drenaje transversal permiten el paso de las aguas en las vaguadas interceptadas por el trazado.

Integración ambiental

Entre las medidas de integración ambiental destacan la revegetación de los taludes de los terraplenes y restauración de las superficies afectadas por la obra, y la reposición del Camino de Santiago de manera paralela a la autovía y al norte de ella.

Área: Ambito geográfico: