En Girona

Ábalos asiste a la puesta en servicio del tramo de la A-2 entre Sils y Maçanet

  • La inversión realizada en las obras de este tramo, de 2,75 km, es de casi 24,5 millones de euros
  • El ministro de Fomento señala que el desdoblamiento de la N-II es uno de los proyectos prioritarios para el Ministerio
  • Ábalos anunció la próxima licitación del tramo entre Tordera y Maçanet, con más de 27 M€ de inversión y que el de Medinyá- Orriols entrará en servicio en la primavera de 2019

El Ministro de Fomento, José Luis Ábalos, que ha asistido hoy a la puesta en servicio del tramo de la A-2 entre Sils y Maçanet, en la provincia de Girona, ha señalado que el desdoblamiento de la N-II era uno de los proyectos a priorizar por el Ministerio, máxime teniendo en cuenta que “como hemos reconocido, en Catalunya ha habido un déficit de inversión por parte del Estado”. “Por eso nos hemos puesto a trabajar para revertir esta situación”, añadió.

La construcción de este tramo ha supuesto una inversión total (obras, expropiaciones y asistencias técnicas de control y vigilancia y redacción de proyecto) de 24,48 millones de euros, siendo el presupuesto específico de las obras de 23,33 millones de euros.

En 2014 se puso en servicio el tramo de autovía A-2 Sils-Caldas de Malavella, quedando únicamente por construir los 2,7 km del tramo Maçanet de la Selva-Sils, en el itinerario alternativo a la autopista AP-7 de peaje entre las salidas de Maçanet de la Selva y Girona.

Con esta actuación se completa la modernización de este itinerario, otorgándole de las características que una autovía moderna ofrece: seguridad, rapidez y confort.

“Desde mi llegada he querido priorizar la apuesta por la conservación de nuestras infraestructuras y, de forma muy especial, por la seguridad”, ha indicado el ministro.

Además, Ábalos se ha referido a la próxima licitación de contratos de conservación por valor cercano a los 50M€ en diferentes puntos de Barcelona y Lleida.

Por otra parte, ha anunciado que se va a licitar el tramo entre Tordera y Maçanet, con más de 27 M€ de inversión, y que el tramo entre Medinyá y Orriols entrará en servicio en la primavera de 2019.

Todos estos trabajos se enmarcan en un conjunto de actuaciones orientadas a incrementar la capacidad y también la seguridad vial en toda la zona.

“Perseguimos estos objetivos mediante la inversión prevista que supera los 500 M€ sobre un total de 92 km”, ha afirmado el ministro, que ha señalado también que hay varios proyectos en los que se debe avanzar:

  • La duplicación de la N-II en su tramo norte hasta llegar a la Jonquera.
  • La prolongación de la A-26 entre Besalú y Cabanelles, que está en proyecto y que tiene una inversión estimada de 58M€.
  • La variante de Olot, con cuyo alcalde se llegó a un acuerdo, que deberá ser ratificado por la Comisión Bilateral.
  • Distintas actuaciones para mejorar la seguridad vial en municipios como Ordis y Llançà. 

Características técnicas

La actuación principal consiste en la construcción de dos calzadas con tres carriles por sentido entre enlaces y dos carriles por sentido entre el enlace de Sils y el final del tramo en la conexión con la A-2.

El tramo que se pone en servicio tiene una longitud de 2,75 km, disponiéndose una sección tipo formada por dos calzadas, una para cada sentido de la circulación, con tres o dos carriles de 3,50 m cada uno, arcenes exteriores de 2,50 m y arcenes interiores de 1,5 m.

Destacan los tres viaductos para salvar el cruce de la traza con las rieras de Pins, Reg Clar y Reg Sorrer, tanto para el tronco de la autovía como para una vía de servicio. Los tres viaductos tienen un único vano con luces de 25, 25 y 20 m respectivamente.

También se ha realizado la restitución ambiental e integración paisajística de todo el ámbito del proyecto.

Área: Ambito geográfico: